Menú Cerrar

Aceites esenciales: ¿son seguros para los gatos?

aceites esenciales seguros para gatos

Los aceites esenciales son compuestos que se extraen de las plantas y se destilan. Cuentan con distintas propiedades, algunas de las cuales han sido reconocidas por las autoridades sanitarias y la Agencia Europea del Medicamento (EMA), por ejemplo para mejorar las afecciones de las vías respiratorias (aceite de eucalipto), para relajarse (aceite de lavanda) o incluso como repelente de mosquitos (menta, tomillo y muchas otras).

En los últimos años el uso de aceites esenciales se ha popularizado en difusores para aromatizar las casas y cosmética. Sin embargo, muchas veces no se tiene en cuenta si son peligrosas para nuestras mascotas, en particular para los gatos, ya que su metabolismo no degrada las sustancias tóxicas con la misma eficacia que los humanos.

Estas sustancias se diluyen en el agua y son absorbidas por nuestras mucosas y nuestra piel. Al ser empleadas en vaporizadores y difusores, nuestros gatos están expuestas a ellas.

Los veterinarios afirman que pueden ser peligrosas, ya que irritan las vías respiratorias y el aparato digestivo de los gatos, por eso, si convivimos con felinos o perros, debemos emplearlas con mucha precaución. Lo principal es que no embadurnemos al animal con estos aceites, ya que puede lamerse e ingerirlos y acabar intoxicándose. Además, su piel es más sensible que la nuestra y pueden producirles irritaciones.

¿Cómo saber si un gato está intoxicado? Los síntomas más comunes son vómitos, diarreas, mareos, debilidad, temblores, producción excesiva de saliva y estado de ánimo deprimido.

Si vamos a emplearlas en un difusor, es importante que mantengamos el aparato fuera de su alcance, incluso si está apagado. Debe limitarse el uso del aparato, no dejarlo encendido durante todo el día y a ser posible evitar aceites esenciales con un grado de concentración del 100%, pues cuanto más concentrado, más peligroso es.

Además, entre todos ellos, hay algunos que entrañan más riesgo que otros. Lo veremos a continuación.

 

Aceites esenciales tóxicos para gatos

  • Árbol de té
  • Maleleuca
  • Menta
  • Gaulteria o wintergreen
  • Pino, abeto y otros de plantas coníferas
  • Todos los cítricos, como limón, lima y naranja
  • Bergamota
  • Abedul
  • Anís
  • Clavo
  • Orégano
  • Tomillo
  • Canela
  • Casia
  • Eneldo
  • Romero
  • Hinojo
  • Laurel
  • Cedro
  • Salvia

La lista es bastante amplia y puede que estés preguntándote: ¿hay aceites esenciales seguros para gatos? La respuesta es sí, pero ten en cuenta que, incluso estos, solo deben emplearse a través de la inhalación, nunca para aplicación sobre su piel o la ingesta y siempre con moderación.

 

Aceites esenciales más recomendables para gatos

A ser posible debemos emplear los de calidad terapéutica. Entre ellos, los más recomendables son:

  • Lavanda
  • Geranio
  • Flor de azahar
  • Caléndula
  • Jazmín

Estos tienen propiedades calmantes, además de desprender un aroma agradable tanto para humanos como para gatos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *