Menú Cerrar

Mi gato no rasca en el rascador, ¿qué puedo hacer?

gato no rasca en el rascador

Has invertido tiempo y dinero en un nuevo rascador para tu gato y, sin embargo, ahí está criando polvo en una esquina de tu salón, ignorado por tu gato. No sabes qué hacer para que lo use y te has llegado a plantear el regalarlo.

Antes de que desistas debes saber que…

Existen varios trucos para animarle y que deberías probar antes de desistir.

Pero, antes de llegar a esta parte, sería bueno parase a pensar en las causas por las que mi gato no rasca en el rascador. Y es que probablemente no has elegido el rascador adecuado para él.

Esto se debe a que:

1. Su tamaño es inadecuado

Muchos dueños de felinos optan por rascadores pequeños porque son más baratos, sin embargo, un buen tamaño es clave para atraer su atención. El gato debe poder estirarse y arañar cómodamente la parte superior. Si además es de un raza grande, como los maine coon, es especialmente importante contar con rascadores especialmente fabricados para su tamaño y peso.

2. No ofrece una estabilidad adecuada

Sin duda, esto está relacionado con el punto anterior, ya que es preciso que las dimensiones del rascador sean adecuadas al tamaño y peso del gato, ya que, si este percibe que es inestable o frágil, podrá asustarse y rechazarlo. Antes de comprar un poste o un árbol, observa que cuente con una buena base que garantice la estabilidad. También hay rascadores que permiten su anclaje a la pared o incluso al techo.

3. Es vertical y a mi gato le gusta rascar en horizontal

¿Has observado cómo rasca tu gato? Esto es algo importante ya que a menudo pensamos que un poste vertical cubrirá por defecto sus necesidades, pero es es posible que a él no le guste rascar en vertical o viceversa, quizá le has comprado una alfombra y él prefiere un árbol al que trepar.

4. Los materiales de fabricación le producen rechazo

La mayoría de los rascadores para gatos suelen emplear sisal y felpa pero quizá la calidad de estos es mala, el sisal se despega y las vueltas de la cuerda se separan o bien el gato percibe un olor que le desagrada. Esto puede significar un problema. También puede ser que tu gatito tenga preferencia por otro tipo de material. Por lo general, el cartón suele gustarles mucho, por lo que es muy recomendable probar con rascadores hechos de este material.

 

3 trucos para hacer que mi gato utilice el rascador

Es importante entender que no se debe forzar al animal a hacer algo que no quiere y que enseñarle a usar el rascador es más sencillo cuando son pequeños. Si el tuyo ya es adulto, no desesperes, todavía se puede hacer algo:

  • Utiliza productos con catnip

Algunos rascadores incluyen una pequeña bolsita de esta hierba cuyo efecto en los gatos es el de atraerlos para rascar ahí donde la pongas. Puedes encontrar catnip en hierba o en spray. En el primer caso, si es una hierba de calidad, como la que puedes ver abajo, el efecto es más potente que el del spray. Eso sí, el spray es barato y cómo de usar.

spray de catnip trixie
> Ver producto
hierba catnip premium
> Ver producto
  • Atráelo con juegos y prémiale cuando lo use

Juega con él cerca del rascador, deja sus juguetes favoritos cerca de él o prueba incluso a llamar su atención rascando tú un poco. Si consigues que lo rasque aunque sea un poquito, es bueno que refuerces su conducta dándole algún premio, un snack que además sea saludable para él.

snack para gatos felix

Ver oferta para este snack

  • Cambia de rascador

Si has probado ya los dos consejos anteriores y no te han servido, es muy probable que el rechazo se deba, como hemos visto antes, a que no es el rascador para gatos adecuado. Te recomiendo ver en nuestra portada los distintos tipos que hay y probar con uno distinto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *